Mitos de la transformación digital: ideas preconcebidas que necesita eliminar ahora mismo

Mitos da transformação digital: ideias pré-concebidas que precisa de eliminar já

Sin duda que sea cual sea el sector en que su organización opere, ella enfrenta, en la actualidad, desafíos relacionados con la realidad de un mundo digital. La transformación digital está originando disrupciones en todos los sectores de la industria y es relevante para todos los negocios. Es el presente de las empresas y es también su pasado, dado que de una forma u otra, desde hace varios años se aplican en nuestras organizaciones conceptos y herramientas relacionadas con el mundo digital. Cloud computing, Big Data, Data Analytics, Internet of Things, movilidad, entre otros conceptos, ya no son una novedad. No obstante, en los días de hoy, para que una empresa se mantenga competitiva y permanezca relevante en el mercado, es necesario un enfoque holístico, que comprenda no sólo las interacciones con los clientes, sino que también aborde los desafíos internos de las organizaciones y su estructura , con todos estos conceptos integrados en una estrategia de digitalización del negocio, pues sólo cuando trabajados juntos comportan verdadero valor para las organizaciones. Hay muchas ideas erróneas relacionadas con la transformación digital y, en el artículo de hoy, presentamos los principales mitos asociados a esta nueva realidad, para que pueda eliminar ahora las ideas preconcebidas que no tienen sentido.

Mito 1: la transformación digital va a robar puestos de trabajo

Vivimos la 4ª revolución industrial y muy pronto las interacciones digitales serán ilimitadas. Esta nueva era afectará a la sociedad y creará la necesidad de nuevas aptitudes y nuevos empleos. Los científicos de datos serán una de las profesiones más buscadas en el futuro, pues la clave para la diferenciación estará en el potencial extraído de los datos de la empresa. De este modo, la transformación digital no viene a robar puestos de trabajo, sino a mejorar los que ya existen, ya que los recursos humanos estarán más disponibles para realizar tareas de valor añadido. La automatización de los procesos es un aspecto crucial de la transformación digital, pues hace que todas las áreas de la empresa interconectadas, disminuyendo la probabilidad del error humano, liberando a los colaboradores para tareas más importantes, liberándolos de trabajos repetitivos y monótonos, lo que potencia la eficiencia corporativa.

Mito 2: la transformación digital afectará sólo al área de TI

La modernización de la forma en que la tecnología se aplica en la empresa es una responsabilidad de todos los sectores y no sólo del sector de TI, como a menudo se piensa erróneamente. Este proceso de transformación debe comenzar en la parte superior de la organización, donde se define la estrategia a adoptar por los gestores. Es necesario que el ejemplo venga de la gestión superior para después que los cambios se apliquen en las restantes áreas. Todas las áreas se ven afectadas por la transformación digital, pues las ventas, el marketing, la producción y muchas otras actividades son “víctimas” del cambio que esta transformación trae. El departamento de TI es importante en este proceso, en la medida en que debe dar soporte a todas las áreas, pero en realidad la transformación digital va a afectar a todas las funciones de la empresa.

Mito 3: las pequeñas empresas no necesitan preocuparse con la transformación digital

Transformar el negocio, los procesos, el enfoque y las relaciones para que evolucionen es imprescindible para el éxito de las empresas, independientemente de su tamaño. Por eso, las pequeñas empresas no quedan fuera de este nuevo paradigma. La transformación digital, cuando está bien implementada, puede ayudar a las pequeñas empresas a crecer significativamente, ya que mejora los procesos y reduce los costos. Este ahorro de costes puede aplicarse luego a inversiones que hacen que la empresa evolucione más rápidamente.

Mito 4: todas las empresas van a tener éxito si se convierten digitalmente

Cuando un concepto está muy de moda, se cae fácilmente en el error de pensar que ya que está tan en boga es adecuado para todos. Sin embargo, la transformación digital es un proceso complejo que va mucho más allá de la simple actualización de software. Esta nueva forma de trabajar no es una receta estándar que puede ser seguida por todas las empresas y por eso es fundamental evaluar los impactos que esta transformación tendrá para el negocio, evaluando riesgos y gastos. La “receta” del éxito para la empresa A no va a ser obligatoriamente la receta del éxito de la empresa “B”. Hay que tener el cuidado de no copiar lo que nuestros “vecinos” hacen, sino crear una receta de transformación digital adecuada a nuestra realidad.

Mito 5: la transformación digital es un proceso que termina después de su implementación

La implementación es sólo el comienzo de un viaje por las ventajas del mundo digital. La transformación digital debe ser considerada como un proceso continuo, pues es necesario evaluar constantemente la realidad de la empresa y los escenarios de negocio que existen en cada momento. Sólo de este modo es posible encontrar las herramientas adecuadas para mejorar los procesos empresariales. La evolución es constante y las empresas necesitan adaptarse para vencer en el mercado en que actúan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *